PRIMERA JORNADA DE COMITES DE ETICA ASISTENCIAL DEL AREA SUR ORIENTE

Con una amplia participación contó la “Primera Jornada de Comités de Ética Asistencial del Área Sur Oriente”, el 11 de diciembre de 2018, organizada por el Comité de Ética Asistencial del Hospital Padre Hurtado, cuyo principal objetivo fue integrarlos como red para fortalecer vínculos que favorezcan la resolución de desafíos en el ámbito de su competencia.

Durante la jornada se reflexionó respecto del rol actual de estas entidades, sobre la base de la experiencia y el marco legal vigente, como también  se plantearon los desafíos.

En el encuentro participaron representantes de los Comité de Ética Asistencial de las comunas de La Pintana, La Granja, La Florida, Puente Alto y Pirque, y de los hospitales Padre Hurtado, La Florida y Dr. Sótero del Río.

Los asistentes manifestaron sus opiniones a través de una encuesta on line, en relación a lo que a su juicio  constituía la principal función de su Comité y de los factores que afectan su desarrollo. Posteriormente trabajaron en grupo distintas materias y analizaron casos, exponiendo sus conclusiones en  plenarios.

El abogado Raúl Manríquez, de Comité de Ética Asistencial del Hospital Padre Hurtado, expuso sobre el marco legal dado por la Ley 20.584 sobre Derechos y Deberes de las Personas en Salud y el  Decreto Nº 62 (08 de julio 2013) que aprueba el reglamento para la constitución y funcionamiento de los Comités de Ética Asistencial. Se refirió a las exigencias que plantea la normativa y a aspectos que no están suficientemente definidos, pudiendo ser sujetos a interpretación.

A su vez, el doctor Armando Ortiz, neurocirujano e integrante del Comité de Etica Asistencial del Hospital Padre Hurtado, se refirió a las funciones de los comités de ética. Planteó que a la luz de la experiencia internacional y nacional, se está produciendo un cambio en la función principal. La función consultiva, que durante mucho tiempo ha sido central, se ha encontrado con que los casos presentados son “extremos” y su abordaje —en muchas ocasiones— excede al ámbito de la salud; la presentación es escasa, esporádica o excepcional, y los procesos para presentar pueden ser percibidos como ”engorrosos”. Respecto a la función normativa, ésta exige a sus integrantes tiempo y conocimientos que no siempre son posibles de alcanzar, para elaborar protocolos o normas. En lo pertinente a la función educativa, surge como prioritaria para que usuarios y personal de salud avancen en el conocimiento de conceptos éticos básicos y en su incorporación en el quehacer diario.

Finalmente, se consultó a los asistentes sobre acciones y actividades que se pueden realizar para  consolidar los comités de ética asistenciales, ampliar su difusión en la comunidad y en los equipos de salud, así como tener una coordinación dentro de la red sur oriente. Dentro de las propuestas se acordó disponer de un sitio web o plataforma informática que permita la interacción de los diferentes centros, con material bibliográfico y generación de foro para el análisis de casos, temas e intercambio de estrategias que fortalezcan su labor.  Todas las sugerencias serán compartidas.

 

 

 

 

 

 

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados