HOSPITAL ACREDITADO POR TERCERA VEZ

En septiembre, el Hospital Padre Hurtado acreditó por tercera vez, al cumplir con el estándar definido para las Instituciones de Atención Cerrada de Salud, proceso a cargo de la Superintendencia de Salud.

Este proceso de acreditación está vigente desde el año 2008 y el Hospital Padre Hurtado fue el tercer hospital público en acreditarse en el país, el año 2011, y lo hizo con un resultado sobresaliente al obtener un 98,4%, que fue porcentaje más alto en ese momento. Como la renovación de cumplimiento del estándar debe efectuarse cada tres años, el año 2015 acreditó en una segunda oportunidad, esta vez con 95,6%.

En esta tercera ocasión, el Hospital alcanzó el puntaje máximo de cumplimiento del 100%, siendo el único Hospital Público que ha logrado este porcentaje, junto a Clínica Las Condes.

Este resultado refleja el trabajo y compromiso de los distintos equipos del hospital, para cumplir con las exigencias establecidas para todos los establecimientos de salud públicos y privados, con el objetivo de garantizar la calidad de la atención en base de determinados estándares.

De esta forma, la acreditación faculta al hospital para brindar prestaciones GES, al cumplir con la Garantía de Calidad de este Sistema, pero además, renueva el compromiso con los pacientes y con la misión de este hospital, llamado a otorgar la mejor salud  a los beneficiarios de La Granja, La Pintana y San Ramón, que son alrededor de medio millón de personas.

La Acreditación de Prestadores de Salud es un proceso obligatorio para hospitales, clínicas, consultorios, centros médicos y laboratorios que otorgan prestaciones GES, el cual permite a las personas que concurren a un centro de salud acreditado, tener  la seguridad de que la atención allí cuenta con estándares y protocolos establecidos que aseguran la calidad de atención.

Los estándares de calidad abarcan todas las materias que inciden en la seguridad de las respectivas prestaciones de salud, tales como condiciones sanitarias; requisitos de seguridad de las instalaciones o equipos, mantención y calibración de los mismos. Además, se refieren a las técnicas y tecnologías aplicables a las prestaciones, personal capacitado y certificado para llevar a cabo el  cumplimiento de protocolos de atención y los demás aspectos atingentes a la materia que resulten necesarios para el propósito de resguardar la seguridad de los usuarios y también del personal que trabaja en la Institución.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados